¡YO QUIERO UN SEGUNDO VASO!

#Técnicas básicas 28 julio 2020


¡YO QUIERO UN SEGUNDO VASO!


Beneficios de tener uno...


1. El segundo vaso es fantástico para todas aquellas recetas en las que tienes que dejar algo reposando dentro del vaso (como por ejemplo las masas). Mientras tanto, usar tu segundo vaso te ahorrará mucho tiempo. 


2. En aquellos momentos en los que tienes prisa y quieres cocinar rápido varias cosas diferentes, te evita tener que lavar y secar el vaso para volver empezar con la siguiente receta. Puedes ir cambiándolo y siempre tienes un vaso limpio listo para ser utilizado.


3. Cuando necesitas tener el vaso frío. Mientras cocinas algo en tu vaso principal, puedes tener el segundo vaso metido en la nevera y preparado para utilizar en recetas que requieran que esté frío o completamente seco, por ejemplo para hacer nata montada para un bizcocho.


4. Cuando a mitad de una receta te pide que añadas queso rallado, tomate triturado, mayonesa, azúcar glas, pan rallado, etc y se te ha olvidado hacerlo. Solo tienes que echar mano de tu segundo vaso y en minutos tienes listo el ingrediente para añadirlo a la receta en curso. 


5. En caso de alergias, puedes reservar un vaso para uso exclusivo de esas recetas.


6. Hay personas que prefieren usar un vaso para hacer recetas saladas y otro exclusivamente para postres, evitando así que los sabores y/o olores se mezclen o alteren el resultado final de la receta.


7. En caso de que algún accesorio de nuestro vaso principal (ya sea la tapa, cubilete, cuchillas, etc) se pierda o rompa, tendréis siempre a mano un repuesto.