Elaboración de yoghourts, cuajadas, queso fresco, queso de untar, natillas con Thermomix®

#Postres y dulces 22 junio 2014

Elaboración de yoghourts, cuajadas, queso fresco, queso de untar, natillas con Thermomix®

Hola, me pongo en contacto con vosotros para compartir con vosotros una nueva experiencia con vuestro Thermomix® . Este viernes he podido asistir a una "MasterChef" impartida por Mafalda, una veterinaria especializada en elaborar quesos, yogurts, cuajadas , natillas y todo ello elaborado con la Thermomix® , herramienta fundamental para que nosotros podamos realizarlo en casa de una forma sana, económica y rápida para toda la familia.

ELABORACION DE UN YOGHOURT CON Thermomix®

Coger la punta de un cuchillo o la cucharilla dosificadora  de fermento y diluirla en una cucharada de leche templada.

Coger 1 litro de leche fresca y calentarla hasta que quede templada unos 2 minutos  (37º-40º aproximadamente) a velocidad  1 . Fundamental la Thermomix® para controlar la temperatura que necesitamos.

Añadir el fermento a la leche y removemos bien poniendo 2 minutos 37º velocidad 1.

Encender el horno a 50 º C y cuando haya alcanzado la temperatura lo apagamos e introducimos la leche templada con el fermento disuelto.

Dejar reposar por lo menos 8 horas, si en este tiempo la leche sigue líquida volver a encender el horno a 50ºC y cuando haya llegado a la temperatura lo apagamos y dejamos reposar otras 4 - 6 horas o hasta que la leche este solidificada.

Una vez que hayamos hecho el yogur por primera vez se puede resembrar este mismo yoghourt tantas veces como se quiera, es decir se toman dos cucharadas soperas de yogur recién hecho y diluye en la leche para resembrar otro litro.

Se puede meter luego en la yoghourtera.

Otra forma de hacerlo es poner un yoghour en lugar de poner el fermento y añadirlo a la leche, removiendo bien y dejar el vaso toda la noche bien tapado con una bolsa térmica (la de los congelados) y por la mañana se vuelca en tarros y se cierran bien metiéndose en la nevera.

También se pueden quitar 100 gramos de leche y añadir nata y así haríamos un yoghourt griego.

Estaba todo riquísimo, desde el simple yoghourt hasta las natillas realizadas con el suero de leche y cáscara de naranja. Rico, rico